América Latina una tierra de oportunidades después de la crisis
Opinión

América Latina una tierra de oportunidades después de la crisis

Juan Mato, empresario y expresidente de la Cámara de Comercio de Madrid.

Juan Mato
Empresario y expresidente de la Cámara de Comercio de Madrid.

Tal como reza el enunciado después de las crisis se presentan épocas de oportunidades

En mi opinión y una vez que termine la maldita crisis del COVID19 hay que estar atentos, muy atentos diría yo, a la sucesión de oportunidades que se nos van a ir presentando en la Región Iberoamericana, y hablo desde luego de las que van a tener las empresas en general, las españolas en particular, y todo el espectro inversionista.

Las dudas que se vislumbran con el papel que va a jugar China en la recuperación de esa parte del mundo, van a abrir ese buen escenario de inversión, que yo diría que puede ser inmejorable. La Región sin duda este año 2020 no se va a librar de la recesión, caerá como va a caer prácticamente todo el Mundo, pero también en el próximo año 2020 experimentará una interesante recuperación.

Según datos elaborados por JP Morgan, Latinoamérica sufrirá una contracción que rondara el 5%, es eso precisamente, esa contracción, la que nos va a abrir una amplia ventana de oportunidades para interesantes inversiones. América Latina será probablemente “muy barato”, aunque desde luego también dependerá de cómo el FMI, y resto de Organismos Multilaterales se comporten con la Región.

Se espera un crecimiento medio del 2,6%-3% dependiendo de cada País.

En la crisis de 2008 China jugó un papel fundamental en la recuperación de esa parte del mundo, pero en la actualidad no parece que vaya a ser igual, la situación del Gigante asiático no es la de entonces y sus circunstancias no son tan favorables, además parece que las ganas por invertir en esa zona por parte de los chinos no es la misma. También hay que tener en cuenta que esta crisis ha despertado una sensación importante que no es otra que la de que no se puede depender tanto de Asia.

Es muy significativo también la predisposición de Estados Unidos a no entenderse demasiado bien con China, lo que va a empujar a Latinoamérica a alinearse más con su “Gran Cliente” o sea con USA, hay que tener en cuenta que hay además unas elecciones en ciernes en las que Trump parece que tiene, de momento al menos, todas las de ganar, y si eso sucede como es más que probable se acentuaran aún más los desencuentros con China, y con ello crecerá de manera exponencial el comercio entre el Norte y el Sur de las Américas.

Todo lo relatado anteriormente nos sitúa en ese escenario ideal para los inversionistas, ya que además con la anunciada recesión o contracción, como queramos llamarla, que sin duda se va a producir, los precios se abarataran. Es también factor fundamental para sustentar esto, y en lo que respecta a fusiones y adquisiciones, que se producirán depreciaciones de las monedas locales y ello influirá sustancialmente en las valoraciones de las diversas compañías. Probablemente se consolidarán y posiblemente se fortalecerán los créditos de los Bancos Multilaterales de desarrollo en esa Región, con lo cual se reanudará con fuerza todo lo referente a las infraestructuras.

Como he mencionado anteriormente el menor apetito de China por la Región, y teniendo en cuenta que también se tiene que ocupar de sus propios problemas que no serán pocos, y que su situación económica no es la misma que en 2008, las oportunidades se presentaran para “otros” invitados y aquí España, sus empresas e inversionistas se han de poner las pilas, y si ponen el debido interés en ello jugarán un importante papel y obtendrán buenas rentabilidades en muchas de sus inversiones.

Es igualmente de vital importancia el tener en cuenta que esta crisis verá caer una cantidad significativa de Gobiernos en la Zona antes de cumplir sus periodos establecidos, y ello también será una circunstancia favorable, en la mayoría de los casos, para inversores que estén dispuestos a aprovechar el nuevo impulso que quieran dar los nuevos gobernantes.

El Banco Mundial nos da datos importantes y señala como países de más interés a:

México, que caerá este año 2020 cerca de un 6%, pero que en los años 2021 y 2022 tendrá crecimientos significativos que ronden el 3%, yo diría que incluso podría ser algún punto más. Hay que tener en cuenta que EEUU necesitara “aliados comerciales” en su zona que suplan parte de su comercio con China, y México será sin duda uno de ellos, probablemente el más importante.

Chile, que va a ser una de las economías menos afectadas de la Región. A pesar de ello tendrá también su cuota de contracción que estará por el orden de un 3% según datos del Banco Mundial, pero que tendrá una recuperación récord de cerca del 5% para el año 2021. Este es sin duda el país más competitivo de Latinoamérica y eso se notará en su rápida recuperación.

Colombia será también un buen recuperador de la crisis, así como Uruguay, Panamá y Perú, y el orden en que los he enunciado no tiene por qué ser el de sus porcentajes que pueden ser más o menos similares.

Argentina, como viene siendo habitual desgraciadamente, y Brasil sufrirán con más intensidad y su recuperación será mucho menos ágil, en el caso del primero sin la menor duda.

Por lo tanto y a modo de conclusión, la Región Latinoamericana va a salir fortalecida de la crisis del COVID19, va a tener mucho menos dependencia de Asia, aquí incluyo desde luego a los Estados Unidos.

Hay países enormemente competitivos en términos de precio de mano de obra muy similar al de China, como es el caso de México, otros son más competitivos por capacidad, buena administración y capacitación, como es el caso de Chile y en menor grado, principalmente por su tamaño, Uruguay. El distanciamiento USA–China favorecerá a Latinoamérica, el “fabricarás donde vendas”, frase que acuña la Asesora Internacional FutureMap será una realidad.

Otra gran oportunidad que nos dará esa Región, y hablo fundamentalmente para las empresas españolas que tienen una probada y garantizada capacidad, serán las carencias que se van a evidenciar con esta crisis; por ejemplo en el terreno sanitario, y ojo aquí otra vez a los Estados Unidos, país en el que esto es más que una evidencia, pero también en el mundo de las infraestructuras, la logística, la industria y la energía donde somos líderes internacionales. Todo ello propiciará multitud de oportunidades que debemos saber aprovechar.

Hay en España también una industria muy avanzada que debería dar un paso adelante. Me refiero a la de la alimentación; tenemos un gran nivel y va a tener una gran ventana de oportunidades en todas las Américas, hay que saber aprovecharlas, allá se podrá crecer mucho y bien, no sin riesgo como es evidente, pero sin riesgo no hay negocio que valga.

Compartir
Etiquetas: 000