Los marketplaces B2B liderarán la revolución digital de las pymes
Digital

Los marketplaces B2B liderarán la revolución digital de las pymes

marketplaces

En esta tribuna, Jijay Shen, director general de Alibaba.com para Europa, pone de manifiesto que las pymes necesitan una revolución digital y que ésta muy previsiblemente será liderada por los marketplaces digitales B2B.

Las pymes son la columna vertebral de la economía europea. Y es que, las pymes representan el 99,8% del mercado empresarial en Europa, aportando el 57% del PIB y el 68% del empleo según reveló un estudio realizado por Alibaba.com en colaboración con las Naciones Unidas y el Centro de Comercio Internacional en 2022. Sin embargo, debido a su insuficiente nivel de digitalización, las pymes europeas se pueden quedar atrás. Para evitarlo, en 2024 deberían aprovechar la digitalización, una de las mayores oportunidades que tienen disponible.

En los últimos años, la incertidumbre empresarial, los desafíos de la cadena de suministro y los problemas económicos han llevado a las empresas a buscar desesperadamente la transformación digital. Los informes del Banco Europeo de Inversiones indican que más de la mitad de las empresas europeas están invirtiendo en digitalización para abordar esta incertidumbre y aprovechar oportunidades de crecimiento.

Según McKinsey, el rendimiento total anual promedio de las empresas digitalizadas fue del 8,1% entre 2018 y 2022, en comparación con el 4,9% de las empresas no digitalizadas. Además, las empresas no digitalizadas también experimentaron un aumento de los gastos operativos de casi el doble que las empresas digitalizadas, lo que afectó, lógicamente, a sus márgenes de beneficio.

De ahí que las oportunidades de crecimiento previstas y las sinergias derivadas de la digitalización ocupen un lugar destacado en la agenda de las empresas a nivel mundial. De hecho, el 89% de las grandes empresas globales están acelerando su digitalización y abordando la transformación de la IA. Sin embargo, hasta la fecha sólo se ha logrado un aumento del 31% de los ingresos esperados y un 25% de los ahorros de costes previstos.

En Europa asistimos actualmente a una paradoja de la digitalización. Se ha convertido en una fantástica palabra de moda que está llevando a grandes empresas a invertir en nuevas tecnologías. Se aumenta la demanda de tecnologías y herramientas, y se encarece la digitalización. Los altos costes, que muchas veces conllevan enormes inversiones iniciales, asociados a la transformación digital a menudo desalientan a las pymes a emprender la digitalización, particularmente en períodos de incertidumbre económica.

En esta ola de cambios en la industria, a medida que las empresas más grandes avanzan y se digitalizan, las pymes de toda Europa se quedan atrás. Las pymes son más vulnerables y tienen redes de ventas más pequeñas, una menor resistencia al riesgo y menos recursos humanos. Es más probable que pierdan sus oportunidades de supervivencia en el mercado debido a que los clientes buscan en otra parte, a cadenas de suministro inadecuadas o a falta de talento.

Además, algunas pymes desconfían de la digitalización. Se preguntan: “¿Por qué debería probar algo nuevo y aumentar mi propio riesgo cuando he tenido éxito durante las últimas décadas?”. Desconfían de la seguridad de los datos, de los nuevos socios comerciales, de su adaptabilidad y de la inteligencia artificial.

Si la digitalización no logra ser inclusiva para las pymes y, en cambio, se convierte en una barrera a la hora de competir con organizaciones más grandes, las pymes inevitablemente “caerán” ante el primer obstáculo. Esto desembocará en mercados con menor competitividad, menos innovación e ideas creativas, y, por supuesto, supondrá una importante amenaza económica.

Por ello, debemos hacer todo lo posible para apoyar a las pymes y fortalecer su crecimiento a largo plazo. Lo que las pymes necesitan es una revolución digital. Y creo que la revolución estará liderada por los marketplaces digitales B2B. ¿Por qué? Porque hacen que sea más fácil y asequible la expansión internacional de las pymes. De este modo, podrán competir a nivel global y beneficiarse del gran crecimiento del ecommerce B2B en los próximos años. En este sentido, según un estudio realizado por Merkle, el comercio electrónico B2B alcanzará los 25 billones de dólares en ventas a nivel mundial en 2030.

Compartir
Etiquetas: 0000