EconomíaFinanzas

El sector financiero resiste la crisis del COVID-19

Deutsche Bank

Ignacio Ramiro participó en un nuevo webinario sobre internacionalización organizado por el Club de Exportadores e Inversores Españoles y la consultora Iberglobal en el que confirmó que los proyectos de crédito a la exportación en ejecución se siguen desarrollando, si bien se prevé un alargamiento de los plazos de disposición de crédito por los retrasos que están produciendo y la situación del sector financiero.

Los bancos esta vez, a diferencia de crisis anteriores, están preparados para afrontar una situación extraordinaria como la actual, a lo que ha contribuido de forma decisiva la regulación desarrollada desde 2008 para asegurar una adecuada capitalización del sector. A esto se une una cierta flexibilización de las normas contables internacionales para contabilizar determinados conceptos y atender así la excepcionalidad derivada de la crisis sanitaria del COVID-19.

Así lo aseguró Ignacio Ramiro, director gerente de Deutsche Bank España y responsable del área de Crédito a la Exportación de esta entidad desde 1994, que participó en un webinario sobre internacionalización organizado por el Club de Exportadores e Inversores Españoles y la consultora Iberglobal. En él se han analizado los instrumentos de financiación al comercio exterior y el impacto que está teniendo en banca y empresas la crisis del COVID-19.

Un hecho muy destacable para Ignacio Ramiro es que el la banca está funcionando con práctica normalidad desde el inicio de la crisis del COVID-19, llevando a cabo toda su operativa en remoto. En este sentido, confirmó que los proyectos de crédito a la exportación en ejecución se siguen desarrollando, si bien se prevé un alargamiento de los plazos de disposición de crédito por los retrasos que se están produciendo en la materialización de contratos y en la realización de gestiones administrativas. Para Ignacio Ramiro, la mejor prueba de la normalidad de funcionamiento del sector financiero es que los bancos siguen recibiendo propuestas de financiación.

Desde su punto de vista, en el logro de esta normalidad están jugando un papel fundamental el apoyo financiero público a través de entidades como Cesce y el ICO, que están canalizando liquidez a las empresas con la participación de la banca. Hay que recordar que Cesce ha aprobado una línea de financiación de 2.000 millones de euros para pólizas de capital circulante de exportadores, cubriendo el 80% de la póliza. Por su parte, el ICO, dentro de los 100.000 millones de dotación extraordinaria habilitada por el Gobierno, ya ha aprobado una primera línea de 10.000 millones para la financiación de circulante, asumiendo igualmente la garantía del 80%.

El responsable de Crédito a la Exportación de Deutsche Bank España reconoció que un riesgo importante para el sector financiero sería que se produjeran impagos masivos, lo que conllevaría un enorme esfuerzo del sector para afrontar provisiones de capital. No obstante, para adelantarse a este hipotético escenario, organismos internacionales como el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional están analizando la posibilidad de reconocer “vacaciones de pago” del principal empleando para ello diferentes criterios, bien por países o por sectores. Se trata de medidas que evitarían el incumplimiento de los deudores, con los efectos negativos que tendría para todo el sistema.

A este respecto, señaló que veremos próximamente realidades más concretas en lo que concierne a vacaciones de pago del principal, y para que el modelo sea sostenible, señaló que es imprescindible la ayuda de entidades como el ICO o CESCE.

Anunció, además, que Deutsche Bank España ha realizado una emisión de cédulas de internacionalización por valor de 500 millones de euros, con el fin de mejorar su liquidez y seguir apoyando financieramente las operaciones de las empresas exportadoras.

Compartir
Etiquetas: 00000