EconomíaFinanzas

El papel de la banca en la recuperación de la crisis del COVID-19

Sede del Instituto de Crédito Oficial

Según las cifras que maneja la banca, la necesidad de liquidez de las empresas españolas para poder afrontar la crisis provocada por el COVID-19 podrían estar en torno a 217.000 millones de euros, lo que equivale a más del 17% del PIB nacional. Esta cifra es muy superior a los avales que ha aprobado hasta la fecha el Instituto de Crédito Oficial (ICO), que sería de unos 13.500 millones de euros. Cifra también sustancialmente superior a los 100.000 millones puestos a disposición por el Gobierno y de los cuales ya se han liberado 40.000, e incluso también de los 130.000 millones (importe que podrían obtener las empresas teniendo en cuenta que aproximadamente el 30% del aval correría por cuenta de los bancos). El papel de la banca será muy importante para la recuperación de la crisis.

Las necesidades de liquidez, que vienen provocadas fundamentalmente por la caída de las ventas, podrían alargarse en la mayoría de las empresas durante más de un año.

La banca conoce que su negocio se sustenta en el proyecto simbiótico con las empresas. Si las empresas funcionan, facturan, crean empleo y crecen, la banca también funcionará correctamente. De ahí que las entidades financieras traten también de aportar a las empresas no solo buscando su beneficio mediante los intereses que retornarán las empresas a la entidad financiera, sino también porque los bancos sin las empresas no tendrían mucho recorrido.

A su vez, la banca también es conocedora de que su beneficio va a caer exponencialmente, provocado por la crisis del COVID-19, durante este ejercicio y en el de 2021. Dependiendo de cómo afecte la situación a las empresas y particulares, de cómo se produzca la salida de la crisis, la banca podría reducir su beneficio entre un 40% y un 80%.

Pese a no alcanzarse la necesidad de liquidez de las empresas, los bancos, que en el mes de febrero de 2020 tienen una morosidad del 4,8%, están en disposición abrir el grifo del crédito, jugando un papel importante en la salvación de muchas empresas.

Según algunos informes recientes, las empresas industriales serían las que tendrían una mayor necesidad de liquidez en cuanto a importe en su conjunto. Las empresas industriales son una base importante de la economía, que habría que cuidar del mismo modo que al resto de sectores económicos porque la industria ha costado mucho ponerla en marcha haciendo que sea competitiva. A su vez, la industria es responsable de un alto porcentaje de contratación laboral y sería formidable que resultara el futuro pilar en el que se empezara a sustentar la economía española, con permiso de los otros sectores tradicionales de la economía española.

Las empresas que se estima que estarán menos afectadas por la crisis del COVID-19, que mejor aguantarán la crisis de liquidez, son las energéticas, de tecnología de la información e inmobiliarias.

Compartir
Etiquetas: 0000