Finanzas

La adecuada dimensión de la banca en España

En el primer desayuno informativo del Foro ADEA 2017 celebrado en Zaragoza, Isabel Giménez Zuriaga, directora general de la Fundación de Estudios Bursátiles y Financieros (FEBF) se refirió a que “El monopolio es malo y el planteamiento de dos o tres bancos es casi un monopolio”. Así lo ha afirmado esta misma mañana Isabe.

Ante un aforo de cien directivos, la invitada habló de los procesos de reestructuración bancaria y el futuro de la Unión Europea. En su intervención y en el posterior coloquio, Giménez apostó por la libre competencia, “desde Europa se aboga por la talla única y eso es peligroso”.

Isabel Giménez definió la apuesta por una dimensión adecuada, “por una proporcionalidad” y afirmó, acerca de las fusiones, que “están bien si tienen sentido pero simplemente por aumentar tamaño o estigmatizar a la banca de menor tamaño no me parece bueno, y a golpe de decreto, peor aún”.

La también doctora en “Actividad bancaria, reestructuración y creación de bancos malos” defendió el papel de la banca en una sociedad, “ayuda al desarrollo de las sociedades, las sociedades menos desarrolladas tienen un sistema financiero débil y las más desarrolladas un sistema financiero más fuerte” y afirmó que “la banca ejerce una función social aunque haya habido abusos, una crisis y una posterior reestructuración”.

Giménez Zuriaga aseguró que “la banca va a cambiar. Es un modelo de negocio que está cambiando radicalmente”. Los tecnólogos, ha continuado “hablan de la ‘uberización’ de la banca, no creo que cambie tanto pero cambiará y los cambios cada vez son más rápidos. El reto es cómo adaptarse a tres generaciones simultáneas de clientes”.

Acerca de las entidades de ámbito rural, Giménez expicó que “una de las virtudes de su modelo es la vertebración geográfica”. La exclusión financiera, “es una forma de pobreza”. La invitada recalcó que las entidades financieras españolas “apuestan por que haya una dimensión suficiente y por llegar a toda la población” pero también manifestó que ve “poca sensibilidad por parte de Europa, Brusetas o Fránkfurt, donde abogan por el zapato único, por las entidades grandes, por la inspección a distancia o por mayor tamaño”.

Giménez se mostró positiva acerca del sector bancario en Aragón, y dijo que “está mejor que el de otras comunidades, en las que han desaparecido muchas entidades”. 

Acerca de la desaparición del dinero físico, la ponente señaló que tendría aspectos positivos en cuanto a “prevención del terrorismo y blanqueo de capitales, porque el dinero electrónico se rastrea mejor pero hay grandes inercias, usos y costumbres, por lo que costará”. 

Acerca del nuevo presidente de Estados Unidos, la invitada explicó que ya existía antes un importante proteccionismo, “revisando la historia económica los movimientos proteccionistas han sido cíclicos y han reducido los volúmenes de comercio internacional. En la crisis del 29 los movimientos proteccionistas elevaron los aranceles y redujeron el volumen de comercio un 66% con un efecto negativo a escala global”.

La invitada fue preguntada en el coloquio por la crisis de valores y la falta de liderazgo a lo que respondió que la sociedad “debe exigir” y ha destacado la importancia de “la madurez de la sociedad civil”.

Por su parte, el presidente de ADEA, Salvador Arenere, destacó el importante papel de las entidades financieras para la economía y dijo que “la gran asignatura pendiente en este país es que la sociedad civil se active y que es necesario que exista una voz representativa de la sociedad”.

Compartir
Etiquetas: 000000