Transformando las empresas con Agile Marketing - Moneda Única
Digital

Transformando las empresas con Agile Marketing

agile-marketing

Estamos en un mundo cambiante por lo que es importante también que nuestra empresa sea capaz de agilizar sus procesos y adaptarse al cambio. Agile Marketing es una opción que al menos debe ser considerada considerada.

El marketing también se adapta: se hace flexible, mejora sus tiempos de respuesta y adopta las metodologías ágiles inspirándose en el desarrollo del software (donde está más que probada).

¿Qué es el Agile Marketing? Principios y valores

El Agile Marketing es una metodología diseñada para ejecutar proyectos que precisen rapidez y flexibilidad para adaptarse a las condiciones cambiantes del mercado, aprovechando esos cambios para convertirlos en una ventaja competitiva. Basada en un manifiesto que se creó por las principales empresas de software en 2001 para dar solución al modelo de desarrollo tradicional, que no reaccionaba bien a los cambios y sufría ineficiencias en el resultado final: el Manifiesto Ágil.

El Manifiesto Agile. Sus valores

● Dar más valor a los individuos y sus interacciones sobre los procesos y herramientas
● Dar más valor al software funcionando que la documentación exhaustiva
● Dar más valor a la colaboración con el cliente que los requisitos preestablecidos en un contrato
● Dar más valor a la respuesta ante el cambio que seguir un plan rígido

Los objetivos del Marketing Agile son mejorar la velocidad, adaptabilidad y transparencia del departamento de Marketing.

Para cumplir con la metodología Agile se deben cumplir estos 12 principios:

● La satisfacción del cliente es prioritaria
● Los cambios de aceptan y aprovechan
● Se realizan entregas frecuentes para validar el trabajo
● Colaboración periódica entre el equipo y con el cliente
● Personas motivadas como base del trabajo
● Comunicación cara a cara con reuniones frecuentes del equipo y con el cliente
● Medición del avance constante y de manera periódica: construir-medir-aprender
● Ritmo sostenible en planificación y resultados
● Atención a la excelencia: La excelencia técnica y el buen diseño mejoran la agilidad.
● Simplicidad: menos, es más
● Equipos auto organizados sin demasiada jerarquía mejoran la agilidad
● Mejora continua, basada en la revisión y reflexión del trabajo realizado

De esta forma se planifica, crea, se comprueba el resultado y se mejora. Con plazos pequeños de tiempo y entregables para que la mejora se haga lo más pronto posible.

Ventajas de la Metodología Agile en Marketing

Los entregables frecuentes y la proactividad de un equipo motivado hacen que se consigan muchas mejoras gracias al Agile Marketing, entre las que se encuentran las siguientes:

● Se mejora de la calidad final del producto
● Hay mayor satisfacción del cliente dado que participa de todo el proceso
● Más compromiso de los trabajadores que están incluidos en el desarrollo global
● Rapidez y capacidad de reacción ante los cambios por las frecuentes revisiones
● Aumento de la productividad con equipos auto gestionados que mejoran sus capacidades y su motivación
● Mejora los costes al detectar antes los posibles cambios y mejoras
● Transparencia del avance del proyecto tanto internamente como con el cliente

¿Cómo transformar la organización de marketing?

Es evidente la mejora que sufre un departamento de marketing con las metodologías Agile, pero es importante saber cómo afrontar el cambio para hacerlo bien y de manera sencilla.

Los 4 pasos a dar para realizar la transformación al Agile Marketing son los siguientes:

  1. Definir el marco de trabajo adecuado: enfoque, metodología y buenas prácticas. Tan importante es definir la metodología para aplicar Agile Marketing (ya sea Scrum, Kanban o Lean) como establecer las buenas prácticas a seguir: reuniones internas, revisiones con el cliente, periodicidad de estas, etc.
  2. Creación del equipo: equipo que ha ser muy ágil, estar abierto al cambio y ser flexible.
  3. Explicar y crear conciencia del cambio. La metodología Agile difiere bastante de la forma de trabajo tradicional, por lo que es importante evangelizar a las personas implicadas para que la hagan suya y se sientan cómodas con esta forma de trabajo.
  4. Priorizar experimentos (en base al impacto que tengan y la facilidad de implementación), experimentar y medir los resultados. De esta forma se evalúa de manera constante qué oportunidades de mejora existen y que fallos hay que subsanar cuanto antes.

Como se observa, la metodología ágil en marketing pone al cliente en el centro del proceso, intenta responder de una manera rápida y flexible a cualquier imprevisto que surge mientras se trabaja en ello, y se centra en un trabajo de colaboración sin aferrarse a un plan rígido, con entregas periódicas frecuentes, permitiendo así gran flexibilidad y adaptación al cambio que derivan en una mejora de los resultados.

En Agile Project Agency trabajan para agilizar respuestas y mejorar los resultados de sus clientes.

Compartir
Etiquetas: