EconomíaMercados

Las insolvencias en Brasil crecerán más del 20%

Las insolvencias en Brasil crecerán más del 20%

Según una nota de prensa difundida por Crédito y Caución, el impacto de la pandemia de coronavirus pondrá fin al modesto repunte económico registrado en Brasil desde 2017 que hará que aumenten las insolvencias en Brasil. Crédito y Caución prevé que el PIB se contraiga en el entorno del 5% en 2020. La propagación del coronavirus en Brasil y las consiguientes medidas adoptadas por la Administración han tenido un impacto significativo en la demanda interna. Tanto la inversión (-5%) como el consumo privado (-8%) registrarán una contracción.

Por su parte, las exportaciones caerán por encima del 6%, afectadas por la fuerte disminución de la demanda de China, Estados Unidos y Argentina, con la única excepción de las exportaciones de soja, en máximos históricos.

Los principales sectores productivos registrarán un aumento considerable del riesgo de impago y las estimaciones de insolvencias en Brasil en el sector empresarial prevén un brusco crecimiento del 20% en 2020. En todos los sectores, las empresas dependientes de las importaciones se ven afectadas negativamente por la reciente depreciación del real respecto al dólar.

Las perspectivas para la automoción, los bienes de consumo duraderos, la electrónica, los servicios, la construcción y el textil se están deteriorando debido a los cierres generalizados y al aumento del desempleo, que crecerá por encima del 13% este año.

En el sector servicios, hoteles, restaurantes, bares, el ocio y el turismo están sufriendo especialmente. La industria del petróleo y el gas, que ya se encontraba en una posición difícil antes de la pandemia, está sufriendo a causa de la caída de los precios. El deterioro de la demanda tiene un efecto en cadena sobre la maquinaria, la metalurgia y el acero.

Debido a las medidas de apoyo a la economía adoptadas por la Administración, se prevé que el déficit fiscal, que era ya la principal debilidad económica del Brasil antes de la pandemia, supere el 10% del PIB en 2020 elevando la deuda pública acumulada por encima del 90% del PIB. No obstante, la inmensa mayoría de la deuda se financia internamente (87%) en moneda local (95%), lo que mitiga el riesgo de impago soberano. Crédito y Caución prevé que Brasil mantenga una situación financiera externa sólida, manteniendo bajos los riesgos de transferencia y convertibilidad.

Compartir
Etiquetas: 0000