Los CEOs consideran que la evolución de la economía en 2018 será mejor que la de sus empresas - Moneda Única
EconomíaEmpresas

Los CEOs consideran que la evolución de la economía en 2018 será mejor que la de sus empresas

Los CEOs consideran que la evolución de la economía en 2018 será mejor que la de sus empresas

El optimismo de los CEOs mundiales y españoles sobre la evolución de la economía en 2018 se dispara. La incertidumbre geopolítica, el auge del proteccionismo y los temores sobre el impacto de la automatización en el mercado de trabajo no han podido con la visión positiva de los máximos ejecutivos sobre la evolución de la coyuntura internacional durante los próximos doce meses. Así lo revela la XXI Encuesta Mundial de CEOs, elaborada por PwC a partir de la opinión de 1.293 máximos ejecutivos en 85 países (incluido España), y que se presentó el 22 de enero en el Foro Económico Mundial de Davos.

El 57% de los presidentes globales espera una mejora de la economía mundial en 2018, veintiocho puntos más que el año pasado. Un optimismo récord en el informe del que participan e incluso superan los CEOs españoles: el 63% prevé una mejora de la actividad mundial este año. Solo los de Brasil (80%), Canadá (72%), China (70%), Hong Kong (67%) y Dinamarca (65%) tienen mejores expectativas que los nuestros.

Estas perspectivas tan positivas, al menos en el corto plazo, se explican porque 2017 ha sido el mejor año en términos de crecimiento desde la crisis financiera, por la buena situación que atraviesan ahora la mayoría de las grandes economías del mundo –Rusia, Brasil, China, EEUU, la UE- y por la estabilización del precio de las materias primas.

En Estados Unidos, por ejemplo, la confianza de los CEOs se ha recuperado con claridad después de las elecciones presidenciales del año pasado: la reciente reforma fiscal y la apuesta por la desregulación están alimentando los mercados de capitales y han mejorado sensiblemente las perspectivas de los empresarios. Incluso en el Reino Unido, con la negociaciones sobre el Brexit todavía abiertas, mejoran las expectativas de los directivos.

Los mercados donde los directivos españoles ven mayores oportunidades de negocio para sus empresas son, por este orden, Estados Unidos, Alemania y Brasil. Para los CEOs mundiales, EEUU, China, Alemania y Reino Unido permanecen inalterables como zonas geográficas preferidas para el crecimiento de sus empresas, aunque Estados Unidos amplía su distancia sobre el gigante asiático.

El informe revela, no obstante, que esta alegría generalizada se modera cuando se les pregunta a los CEOs por la evolución de sus empresas en 2018. El 42% de los máximos directivos mundiales se muestra confiado en alcanzar sus objetivos de crecimiento, solo cuatro puntos más que en 2017. En el caso de los CEOs españoles se mantiene en el 50% -igual que el año pasado-, solo por detrás de los estadounidenses (52%), canadienses (53%), argentinos (54%) e indios (65%). Además, una mayoría de los altos directivos españoles (57%) y mundiales (54%) espera aumentar sus plantillas y realizar nuevas contrataciones en 2018.

Pero, ¿por qué el optimismo de los CEOs sobre la marcha de la economía mundial no se traslada en la misma medida cuando se les cuestiona por sus empresas? La respuesta, probablemente, es porque los máximos ejecutivos tienen muy presente que se mueven en un entorno de los negocios más complejo y cambiante que nunca y con múltiples amenazas.

El exceso de regulación vuelve a ser, una vez más, la principal preocupación para los presidentes y consejeros delegados. Pero llama la atención como el terrorismo, la incertidumbre geopolítica y los ciberataques han escalado posiciones y se sitúan entre los cuatro principales cuestiones que les quitan el sueño, por delante de la falta de capacidades clave y de la velocidad de los cambios tecnológico. Otros riesgos, tradicionalmente más vinculados a los negocios, como la volatilidad del tipo de cambio o el cambio de comportamiento de los consumidores pierden peso significativamente.

La Encuesta Mundial de CEOs, coincidiendo con el lema este año del Foro Económico Mundial de Davos, ha preguntado a los máximos ejecutivos sobre si consideran que nos dirigimos hacia un mundo cada vez más fragmentado desde el punto de vista político, económico y social, y las respuestas no dejan lugar a dudas. Una amplia mayoría cree que vamos hacia un ecosistema cada vez más fragmentado conformado por múltiples sistemas legislativos y de valores. Un 73% asegura que vamos hacia un orden internacional formado por grandes bloques regionales -solo un 23% cree que estamos avanzando a un mercado único y globalizado- y un 65% espera un aumento de los nacionalismos.

Los máximos directivos se muestran divididos sobre los efectos del crecimiento económico. Mientras un 46% asegura que beneficiará a unos pocos, un 48% estima que su impacto será generalizado. En este sentido, una mayoría del 66% considera que los indicadores estrictamente financieros no son suficientes para medir la prosperidad y apuestan por un conjunto de métricas que incluya otros aspectos, como la calidad de vida.

Finalmente, los primeros ejecutivos consideran que las principales disrupciones que afectarán a sus negocios durante los próximos cinco años son, por este orden, los cambios tecnológicos –inteligencia artificial, robótica y blockchain-, los nuevos comportamientos del consumidor, los cambios en la regulación de su sector de actividad y el significativo aumento del número de competidores, tanto directos como indirectos.

Compartir
Etiquetas: 00000