Economía

La economía de la eurozona entró en recesión en el último trimestre de 2012

Según los datos avanzados por la oficina comunitaria de estadística, Eurostat, la actividad económica de la zona euro, registró en el último trimestre de 2012 una contracción del 0,6% respecto a los tres meses anteriores, cuando descendió un 0,1%, lo que supone encadenar tres trimestres consecutivos con caídas del producto interior bruto (PIB).

En términos interanuales, el PIB de la eurozona retrocedió un 0,9%, acelerando la caída del 0,6% de los tres meses anteriores, del 0,5% en el segundo
trimestre y del 0,1% del primer trimestre. De este modo, en el conjunto de 2012 la actividad económica de la zona euro registró una contracción de medio
punto porcentual, frente a la expansión del 1,5% en el ejercicio 2011.

En el conjunto de la UE, el PIB del cuarto trimestre retrocedió un 0,5% respecto a los tres meses anteriores, cuando había crecido un 0,1%, mientras que bajó un 0,6% en términos interanuales. En el conjunto de 2012, la actividad económica de los Veintisiete registró una contracción del 0,3%.

El PIB de Alemania y Francia, las dos principales economías de la eurozona, también registraron caídas, agravando la recesión de la zona euro y poniendo en duda la resuperación en los primeros meses de 2013. Italia, la número tres del euro, registró una contracción del 0,9% en el mismo periodo.

El PIB de Alemania, que hasta ahora había sido capaz de mantener un ligero crecimiento pese a la entrada de la zona euro en recesión, se contrajo un 0,6%,
según los datos de la oficina estadística germana, su peor registro desde 2009, en pleno apogeo de la crisis financiera. La crisis de la zona del euro y la
debilidad de la coyuntura mundial fueron las causas principales del retroceso de la economía alemana, que en 2012 creció pese a todo un 0,7%. La caída del 0,3% del PIB francés también es peor de lo previsto y, para todo el año, el crecimiento resulta nulo.

Francia, registró en el último trimestre de 2012 un incremento del PIB fue del 0,1%, el único que acabó en positivo de todo el año. En el último trimestre de 2012 se produjo una bajada del 1% de la inversión, tanto la privada (1,2%) como la pública (0,9%), resultado de las políticas de ajuste del Ejecutivo, y de los particulares (0,8%). También bajaron las exportaciones (un 0,6%), una tendencia negativa que no fue compensada por el incremento del 0,2% del consumo
interno.

Entre los países de la eurozona, solo Estonia (+0,9%) y Eslovaquia (+0,2%) lograron mantener una cierta expansión de su actividad, aunque a menor ritmo que en el tercer trimestre, mientras las caídas más notables se observaron en Portugal (-1,8%), Italia (-0,9%) y España (-0,7%).

Así, seis de los diecisiete miembros de la eurozona (España, Italia, Chipre, Países Bajos, Portugal y Finlandia) se encontraban en recesión en el
cuarto trimestre, además de Grecia y Eslovenia, cuyos datos no han sido actualizados, mientras Luxemburgo, que ya registró una contracción de la actividad en el tercer trimestre, aún no ha presentado sus datos del cuarto trimestre, por lo que hasta un total de nueve países del euro podrían haber cerrado 2012 en recesión.

Compartir
Etiquetas: 00000000000000000000000000