Almacenamiento de flujo de vanadio en una planta solar
Empresas

Almacenamiento de flujo de vanadio en una planta solar

planta-energia-solar-endesa

Endesa, a través de su división de renovables Enel Green Power España (EGPE), ha puesto en servicio en la planta solar de Son Orlandis (Mallorca) la mayor instalación de almacenamiento de energía renovable en baterías de flujo de vanadio en Europa. Se trata de la primera planta de almacenamiento de energía que la compañía construye en España con esta tecnología innovadora, sin utilizar litio, gracias al almacenamiento de flujo de vanadio.

El sistema de almacenamiento de Son Orlandis es una batería innovadora basada en la tecnología de flujo redox de vanadio, es decir, permite una alta flexibilidad y modularidad, evitando interrupciones del servicio y garantizando el suministro de energía limpia incluso durante los picos de demanda, mitigando las fluctuaciones naturales de producción que son inevitables en las plantas renovables.

Esta instalación tiene una potencia de 1,1MW y una energía acumulada máxima de 5,5 MWh convirtiéndose en la mayor batería hibridada de flujo reducción-oxidación con una planta fotovoltaica en Europa.

En las baterías de flujo, la potencia y la energía están completamente disociadas, ya que la cantidad de energía que puede almacenarse depende, principalmente, del tamaño de los depósitos de electrolito, por lo que esta solución permite una mayor flexibilidad en el dimensionamiento de las baterías y soluciones de almacenamiento de mayor capacidad.

Baterías de Son Orlandis

El sistema de baterías de Son Orlandis se ha realizado en colaboración con Largo Clean Energy, fabricante del sistema de carga VCHARGE± líder de algunos de los sistemas de baterías de flujo de vanadio más avanzados del mundo.

El sistema de almacenamiento VCHARGE± es una solución intrínsecamente segura y sostenible, ya que el electrolito tiene una vida útil casi «infinita» y puede reutilizarse fácilmente al final de su vida útil sin degradarse y, por tanto, sin tener un impacto negativo sobre el medioambiente.

Este tipo de baterías tienen la ventaja de tener una vida útil por encima de los 20 años sin sufrir apenas degradación, siendo muy interesantes para almacenamiento de alta duración de más de 6 horas ofreciendo enormes ventajas de seguridad.

En el caso de Son Orlandis, el sistema de almacenamiento está asociado a una planta fotovoltaica de 3,34 MWp. Desde el punto de vista tecnológico, el sistema de vanadio supone un paso adelante hacia los sistemas de almacenamiento de larga duración, esenciales para la gestión energética de una isla como Mallorca. Por tanto, el sistema de baterías de Baleares contribuirá a que la red eléctrica sea más estable y adecuada para la penetración de las energías renovables al reducir la dependencia de los combustibles fósiles, acelerando así el camino hacia la autosuficiencia energética de las islas.

El vanadio en la transición energética

La experimentación con nuevas tecnologías a escala comercial permite probar tecnologías de almacenamiento cada vez más eficaces que respaldan la transición efectiva hacia una sociedad descarbonizada.

La experiencia en la planta de Son Orlandis resulta muy útil para adquirir conocimientos especializados sobre las tecnologías de baterías de flujo, que representan una solución prometedora para afrontar el reto del almacenamiento de energía a largo plazo. Además, estos sistemas permiten diferenciar estas tecnologías contrarrestando el riesgo de agotamiento de materias primas críticas al ofrecer soluciones nuevas, innovadoras y de alto rendimiento en respaldo de nuestras plantas de energía renovable.

Compartir
Etiquetas: