Europa tendrá que invertir 170 mil millones anuales para no depender del gas ruso
Economía

Europa tendrá que invertir 170 mil millones anuales para no depender del gas ruso

europa-tendra-que-invertir-en-infraestructuras-energeticas

Europa tendrá que invertir anualmente hasta 170.000 millones de euros o el 1,3% del PIB de la UE, según se desprende del último informe de Euler Hermes, uno de los accionistas de Solunion.

De este informe se extractan interesantes conclusiones sobre las implicaciones de la guerra en Ucrania en el suministro de gas a la Unión Europea: “Can Europe do without Russian gas?”, donde se analiza la dependencia de Europa del gas ruso.

Buena parte de los países más próximos a Rusia tienen una mayor dependencia de su gas. Es el caso de Hungría, que tiene una muy alta dependencia del gas ruso, que alcanza la tercera parte del total de su consumo, frente al caso de España, que es solo del 3%.

Abandonar las importaciones de gas de Rusia, que representan el 36% del suministro total de gas de la UE, no será fácil para Europa. Según el mencionado informe, la cantidad de energía en riesgo en toda la UE es de casi el 10% del consumo final.

En Hungría, Eslovaquia, la República Checa, Letonia y Alemania, más del 20% del consumo final de energía depende del gas procedente de Rusia.


Consumo final de energía en riesgo

A corto plazo, Europa dispone de un mes de reservas de suministro, que debería bastar hasta finales de marzo, gracias al invierno relativamente suave. Pero la UE necesitará reponer las reservas de cara al próximo invierno. El cambio de proveedores -que podría ayudar a cubrir otras dos semanas- exige aumentar notablemente las importaciones de otros países, incrementando el abastecimiento de otros sustitutos energéticos y/o reduciendo la demanda de gas (tanto de gas natural como de electricidad y calor producidos a partir de él).

Estableciendo un paralelismo con la pérdida del 27% de la electricidad procedente de la energía nuclear en Japón después de Fukushima, y analizando la reacción de la oferta y la demanda a los aumentos de precios, encontramos que la expectativa de un aumento duradero del +40% del precio de la electricidad y del +100% del precio del gas reduciría la demanda entre un 8 y un 10%, y aumentaría el abastecimiento de energía procedente del gas natural y sus sustitutos entre un 8 y un 10% a corto plazo para compensar la pérdida total de las importaciones de gas ruso.

El aumento de los precios al por menor de la UE del +30% para la electricidad y del +50% para el gas en los 12 meses previos a enero de 2022 supone ya un paso en esta dirección.

Europa necesita un plan de acción ambicioso y coordinado para garantizar la seguridad energética en el próximo invierno. Para ello se exige el compromiso de ampliar la producción de energía renovable en la UE en 1 exajulio (278 TWh) al año o en la cantidad de importaciones de gas ruso en un plazo de seis años.

Esto lleva a la conclusión de que Europa tendrá que invertir 170.000 millones de euros, el 1,3% del PIB de la UE.

Compartir
Etiquetas: 000