¿Por qué apostar por ASEAN? - Moneda Única
Mercados

¿Por qué apostar por ASEAN?

apostar-por-asean

Los expertos en el Sudeste Asiático, Rafael Loring, Analista de Riesgo País de Cesce, y Verónica Samper, Subdirectora General de Asia, Europa no Unión Europea y Oceanía del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, han coincidido en que hay una falta de presencia española en este territorio, así como los bajos niveles de exportación.

La presentación de Loring ha permitido a los asistentes al webinar organizado por la compañía aseguradora tener una foto completa y ampliamente justificada de los motivos que hacen a las empresas españolas alejarse de este mercado, pero también razones para poner el foco en la ASEAN (Asociación de Naciones de Sudeste Asiático), el bloque económico formado por Filipinas, Singapur, Brunei, Vietnam, Laos, Indonesia, Malasia, Tailandia, Myanmar y Camboya.

Los mercados de referencia para la internacionalización y la exportación española han sido por tradición histórica Latinoamérica y Europa, pero en una comparativa entre el mercado LATAM y ASEAN, se puede apreciar el gran potencial de desarrollo de este último, cuyo PIB ha crecido en los últimos 20 años un 4,8% frente al 2% de media de los 32 países latinoamericanos. Además, tal y como ha explicado Samper, “en un momento como el actual, en el que la situación de América Latina es compleja y los márgenes en Europa son cada vez más escasos, Asia es el continente del futuro”.

Los motivos que llevan a las empresas españolas a no considerar el mercado asiático para sus negocios están basados en ideas preconcebidas, como la complejidad cultural, social, religiosa y geográfica. En este sentido, el analista de Cesce ha querido simplificar el escenario y ha pedido centrar el interés en cinco de estos países, que se caracterizan por su carácter emergente y por tener, dentro de su diversidad, muchos rasgos comparables: Tailandia, Vietnam, Filipinas, Malasia e Indonesia. Solo este quinteto, al que ha denominado ASEAN 5*, acumula el 85% del PIB, el 88% de la población y el 92% de la renta per cápita de la Asociación.

Para Verónica Samper, gran conocedora del mercado asiático, la imagen de la empresa española es positiva y existe una gran proyección de futuro en áreas en las que España es especialmente competitiva, pero falta conocimiento de la región. Además, señala a la enorme competencia de países que llevan décadas apostando por el Sudeste Asiático como otra de las dificultades a las que se debe hacer frente en esta región y explica que, si bien es cierto que son entornos jurídicos atractivos para grandes inversiones, no lo son tanto para inversiones más puntuales o limitadas.

Además de la idiosincrasia propia de esta región, Loring no ha dejado de lado los problemas políticos y la convulsión social que afecta a estos países, como son las revueltas que se conocen como la Alianza del Té con Leche, un movimiento en auge y que, inevitablemente, actúa como elemento de desestabilización.

En el ámbito geopolítico, los expertos han puesto el foco también en las rivalidades entre China y Estados Unidos, situación que está colocando a los países de ASEAN en una disyuntiva complicada, porque les obliga a medir muy bien los pasos comerciales que emprenden, por el riesgo de que el contrario lo entienda como un ataque directo. Asimismo la posibilidad de que se generen desencuentros diplomáticos por las aspiraciones expansionistas de China en el Mar de la China del Sur, que podrían poner en riesgo las relaciones comerciales de estos países con el gigante asiático.

El entorno post-covid, un marco temporal idóneo para apostar por ASEAN

De cara a la situación en el corto y medio plazo, Rafael Loring ha identificado los factores que alimentan el círculo virtuoso de alto crecimiento previsto para ASEAN: “En primer lugar, la apertura al exterior y la atracción de inversiones; en segundo lugar ,su estructura productiva relativamente diversificada y muy orientada a la industria de exportación; por otro lado su joven fuerza laboral, que se sitúa en promedio en los 27 años y está en crecimiento; y por último, sus prudentes políticas económicas.” Esta atmósfera ha generado un ascenso de la renta per cápita casi ininterrumpido desde los años 90.

Para el año 2022 se espera que estos cinco países alcancen en promedio un crecimiento del 6%, superando los niveles de la etapa pre-covid. Esto se ha conseguido, además, sin emplear grandes estímulos, en contraste con las economías avanzadas, sino, por el contrario, aplicando políticas económicas fiscales y monetarias muy prudentes, situándose gracias a ello en zonas de déficit y deuda públicas no preocupantes.

La portavoz del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha apuntado a que la era post-covid, en la que los mercados se están relanzando y los planes de desarrollo reanudándose, es el entorno ideal para una apuesta por estos países, que no es segura, pero sí es una apuesta interesante y necesaria.

Las conclusiones del analista de Cesce son claras: se trata de un mercado interesante para las empresas españolas y el momento es ahora, principalmente por su actual potencial de crecimiento y su riesgo país medio-bajo, así como por su sólida recuperación post pandemia. Loring ha concluido señalando que “los países de ASEAN 5* son la gran puerta de entrada a la gran ruta comercial Asia-Pacífico, tras la entrada en vigor del mayor tratado de libre comercio a nivel global en la historia, el RCEP (Regional Comprehensive Economic Partnership)”.

Por su parte, Verónica Samper ha sido contundente “hace falta mayor apoyo institucional y financiero para que las empresas españolas apuesten por Asia y puedan competir con todos los actores ya asentados en la región”. Los ejemplos españoles que hay, apunta Samper, “son modestos pero exitosos, por lo que todo apunta a que con una estrategia a medio-largo plazo se pueden conseguir resultados”.

Compartir
Etiquetas: 00000000