Las empresas europeas y el valor del efectivo - Moneda Única
EconomíaEmpresas

Las empresas europeas y el valor del efectivo

empresas-europeas

Uno de los accionistas de Solunion, Euler Hermes, ha elaborado un informe sobre cómo las empresas europeas no financieras han aprovechado la oportunidad de los préstamos garantizados por el Estado para acumular un exceso de reservas de efectivo.

El informe “European corporates: (active) cash is king”, manifiesta, como principales conclusiones, las siguientes:

Acumulación de efectivo

Las empresas europeas no financieras han aprovechado la oportunidad de los préstamos garantizados por el Estado para acumular reservas de efectivo, especialmente en Francia (183.800 millones de euros), Reino Unido (157.000 millones de libras) e Italia (84.500 millones de euros).

En general, la acumulación de reservas de efectivo es positiva, ya que proporciona amortiguadores para futuros reembolsos de deuda, aunque esto ya no sea una inquietud a corto plazo.

Ampliación en devolución de créditos

De acuerdo con las expectativas que se exponen en este informe, la mayoría de los gobiernos europeos han aumentado (o se espera que lo hagan) el vencimiento de los préstamos garantizados por el Estado, así como sus periodos de gracia. Por lo tanto, los reembolsos de la deuda deberían ser una cuestión de menor importancia para el flujo de caja en 2021, lo cual es una buena noticia si se tiene en cuenta que el índice de cobertura de la deuda sigue estando por debajo de la media de la zona euro en Italia, Francia, España y Bélgica.

A muy corto plazo, con los reembolsos de préstamos postergados al menos un año en la mayoría de los países europeos, es probable que el exceso de efectivo de la CNF se utilice para reembolsar los aplazamientos fiscales y financiar las necesidades adicionales de capital circulante. De ahí que los mayores riesgos al alza de la recuperación de la inversión los encontremos en Francia, Reino Unido, Italia y Alemania.

Durante las fases de recuperación, cuando las empresas reconstruyen sus inventarios y es probable que se relaje la disciplina de pagos, el capital circulante tiende a aumentar. Este fue el caso en 2010 (+2 días de media en Europa Occidental) y en 2017 (+1 día). Teniendo en cuenta un aumento de 2 días en 2021, se necesitaría una financiación adicional de 6.600 millones de euros en Alemania; 4.000 millones de euros en Francia; 3.800 millones de libras en el Reino Unido; 3.200 millones de euros en Italia; 2.000 millones de euros en España; 1.000 millones de euros en los Países Bajos; y 800 millones de euros en Bélgica.

Aplazamientos fiscales de empresas europeas

Si añadimos a esto los aplazamientos fiscales a partir de 2020, encontramos las mayores reservas de efectivo para las empresas en Francia (113 000 millones de euros o más del 8% del PIB), el Reino Unido (111 000 millones de libras o más del 6% del PIB), Italia (62 000 millones de euros o más del 5% del PIB) y Alemania (31 000 millones de euros o el 3% del PIB).

Salir de la crisis del COVID-19 será clave para recuperar la confianza y transformar este exceso de dinero en inversión. Pero hasta que esto ocurra, la rentabilidad de las medidas de apoyo estatal sigue siendo una incógnita.

Compartir
Etiquetas: 00