AlimentaciónMercados

España y Chile apuestan por reforzar sus alianzas en el sector agroalimentario

espana-chile-refuerzan-alianzas

La ministra de Industria, Comercio y Turismo , Reyes Maroto, y el ministro chileno de Agricultura, Antonio Walker, clausuraron la II Reunión del Consejo Empresarial Chile-España, en la que se analizaron las oportunidades, retos y desafíos en el sector agroalimentario, en la cadena logística y en la distribución en ambos mercados. En la sesión de apertura, intervinieron los copresidentes de dicho Consejo, el vicepresidente de CEOE y presidente de CEPYME, Gerardo Cuerva, por parte española; y el consejero electivo de SOFOFA y director de la Sociedad Nacional de Agricultura, Andrés Montero, por parte chilena.

El encuentro, dirigido a empresarios chilenos y españoles con intereses fundamentalmente en el sector agroalimentario, la logística y la distribución en ambos países (y en la colaboración en terceros), tuvo como objetivo presentar las políticas y herramientas de apoyo puestas en marcha desde los respectivos gobiernos para hacer frente a la pandemia, así como analizar los principales retos y oportunidades en materia de sostenibilidad, digitalización, internacionalización y cadenas globales de valor.

También participaron en el encuentro el presidente de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA), Pedro Barato; el economista y consejero de la Sociedad Nacional de Agricultura, Jorge Quiroz; el director general de la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB), Mauricio García de Quevedo; y el gerente General de Happag Lloyd Chile, Christian Seydewitz. Por otro lado, el director general de Bodegas Torres (empresa española), Miguel Torres, y el gerente general de Hortifruit, S.A. (empresa chilena), Juan Ignacio Allende, hablaron de la experiencia de sus empresas en ambos mercados.

Políticas de apoyo desde los gobiernos

Reyes Maroto, se centró en los planes y medidas de apoyo existentes para el sector agroalimentario, de la logística y de la distribución, ya que son todos ellos estratégicos, no sólo para nuestra economía, sino también para la marca España. La industria agroalimentaria, subrayó, no sólo ha sido capaz de mantener el volumen de sus exportaciones durante la pandemia, sino que incluso se han incrementado, como en el caso del sector hortofrutícola.

La ministra aseguró que uno de los mayores desafíos a los que tuvo que hacer frente el sector fue la internacionalización, pese a que tiene unas bases muy sólidas. De hecho, las exportaciones del sector superaron los 50.000 millones de euros en 2019, manteniendo así un crecimiento sostenido durante 20 años consecutivos. En este sentido, añadió que 6 de cada 10 empresas exportan de forma regular y mencionó algunos de los principales instrumentos de apoyo para que las empresas puedan seguir expandiéndose.

En el Plan de Acción para la Internacionalización de la Economía Española 2021-22, explicó la Ministra, se contemplan tres ejes prioritarios: preservar el tejido productivo, con especial atención a las Pymes, mitigando el impacto de la crisis sobre el sector exterior y promoviendo una imagen de España asociada a la competitividad y a la excelencia; lograr que el sector exterior se configure como pilar de crecimiento y empleo, favoreciendo la diversificación de las exportaciones y la implantación de nuestras empresas en sectores y destinos estratégicos; y potenciar la capacidad de resiliencia del sector exterior cuando se retome con normalidad la actividad exportadora, con instrumentos suficientes y adecuados a sus necesidades que permitan resistir ante eventuales rebrotes o nuevas pandemias.

Por otro lado, Maroto, hizo también hincapié en la digitalización, la sostenibilidad y la diversificación de mercados, como los principales desafíos de nuestras empresas para incrementar su competitividad en el exterior. En este sentido, “España Digital 2025”, es una de las medidas puestas en marcha para impulsar la transformación digital del país como una de las palancas fundamentales para relanzar el crecimiento económico, y “Spain Food Nation”, es una campaña llevada a cabo por ICEX para promover la comercialización internacional de alimentos españoles. Por último, Reyes Maroto, destacó el gran trabajo que está realizando el Consejo Empresarial Chile-España desde su reactivación.

El ministro de Agricultura de Chile, Antonio Walker, señaló que el país andino es un gran proveedor de productos sostenibles y alimentos saludables, dado que se centran en factores como la calidad, las condiciones, el sabor, la inocuidad y la trazabilidad para satisfacer los mercados nicho. Asimismo, insistió en la importancia de tener una producción silvoagropecuaria sustentable, ser carbono neutral y tratar de buscar un impacto social a través del sector para mejorar las condiciones de vida. Además, subrayó, “la agricultura quiere ser parte del cambio climático y no la causa de éste”.

Walker informó de que las exportaciones de la industria agroalimentaria a España ascienden a 177 millones de dólares, mientras que las importaciones alcanzan los 126 millones. El sector emplea a un millón de personas de forma directa y a otro millón de forma indirecta, y representa cerca de un 11% del PIB nacional. Además, destacó, Chile mantiene 29 tratados de libre comercio con 65 países, lo que supone el acceso al 86,3% del PIB mundial y el 64,1% de los consumidores.

Según el Ministro, el país andino está muy abierto a los mercados internacionales, no sólo hacia América, sino también hacia los países asiáticos, donde las exportaciones alcanzan los 7,1 billones de dólares, principalmente a destinos como China o Vietnam. Por último, Walker explicó que el Ministerio se centra en diversos ejes de actuación para potenciar el sector agroalimentario, como son la asociatividad, el desarrollo rural, la seguridad alimentaria o la sostenibilidad, entre otros factores.

Compartir
Etiquetas: 0000