Bankinter gana en el primer semestre 109,1 millones. Moneda Única
Finanzas

Bankinter gana en el primer semestre 109,1 millones y refuerza su solvencia

resultados-bankinter-primer-semestre

El Grupo Bankinter ha cerrado el primer semestre con un resultado positivo, mostrando la fortaleza de un modelo de negocio que alcanza cifras de ingresos récord pese a las dificultades provocadas por el coronavirus; y al mismo tiempo, un máximo nivel de prudencia que trata de anticipar, con elevadas provisiones, el impacto económico de la pandemia.

El resultado del primer semestre antes de impuestos de la actividad bancaria, que se muestra separada de Línea Directa Aseguradora desde que en la pasada Junta fuera aprobada la distribución de la prima de emisión y la futura separación de ambos negocios, se saldó con 61,8 millones de euros, un 82,1% menos que en el primer semestre de 2019, como consecuencia de las provisiones realizadas para soportar el cambio de escenario macroeconómico y por la ausencia de extraordinarios de 2019. Estas provisiones, que son específicas por la pandemia y que, como tales, tienen un efecto puntual, suman en el semestre un total de 192,5 millones de euros y han sido calculadas según el escenario central que plantea el Banco de España a tres años.

Sin tener en cuenta las citadas provisiones ni el extraordinario que la entidad se anotó el año pasado por efecto de la compra de EVO, el resultado de la actividad bancaria es un 11,6% inferior sobre la misma cifra al 30 de junio de 2019, hasta alcanzar los 254,3 millones de euros.

Por su parte, el resultado antes de impuestos de Línea Directa alcanza los 78,5 millones de euros.

Con todo ello, el beneficio neto del Grupo al cierre de junio de 2020 es de 109,1 millones de euros, un 64,7% inferior al del mismo periodo de 2019.

Refuerzo de la solvencia

Bankinter refuerza la solvencia con respecto a anteriores trimestres, hasta situar la ratio de capital CET1 fully loaded en el 11,8%, 1.400 millones de euros por encima del requerimiento mínimo del BCE. Por su parte, esas mayores provisiones que impactan sobre el beneficio tienen a su vez efecto sobre la rentabilidad sobre recursos propios, ROE, si bien esta se mantiene en puestos de liderazgo sectorial, con un 7,56%.

También es muy destacable el hecho de que Bankinter haya mejorado su posición en términos de calidad de activos, en donde ya era una referencia en el sector, situando la ratio de morosidad al cierre del semestre en el 2,50%, frente al 2,71% de hace un año o al 2,58% del pasado trimestre. Y con un índice de cobertura del 58,64% frente al 51,10% de hace un año. Todo un logro de prudencia, de contención y de buena gestión de los riesgos en un entorno tan complicado como al actual.

En cuanto a la liquidez, el gap comercial (diferencia entre inversión crediticia y recursos captados de clientes) se situó en 1.000 millones de euros, con una ratio de depósitos sobre créditos del 99%, lo que supone un balance totalmente equilibrado.

Bankinter prevé unos vencimientos de emisiones mayoristas de 800 millones de euros para este ejercicio, 200 millones para 2021 y 1.000 millones para 2022, para afrontar los cuales el Grupo posee activos líquidos por valor de 16.900 millones de euros y una capacidad para emitir cédulas por 2.600 millones.

Crecimiento en todos los márgenes de la cuenta

Los márgenes de la cuenta al cierre del primer semestre crecen de una forma muy significativa y son reflejo de que la actividad de negocio se mantiene a un nivel muy alto, con un volumen de ingresos récord a pesar de las dificultades del entorno.

El margen de intereses alcanza los 612,4 millones de euros, un 10,1% más que a la misma fecha de 2019, pese a la persistente situación de bajos tipos de interés.

El margen bruto suma un total de 863,2 millones de euros, lo que supone un 7,6% más, con unos ingresos netos por comisiones de 244 millones, un 5,5% más que en el primer semestre de 2019, derivadas sobre todo de negocios de alto valor añadido como la gestión de activos o el negocio de valores, cuya mayor actividad lleva a que sus ingresos por comisiones crezcan un 35% respecto a la misma cifra del año pasado. Las comisiones suponen el 28% del total del margen bruto del banco.

El margen de explotación antes de provisiones concluye el semestre en 469,7 millones de euros, un 9,8% más que hace un año, tras asumir unos costes operativos que crecen un 5,9% al incluirse los gastos relativos al negocio de EVO que no estaban en 2019. En cuanto a la ratio de eficiencia de la actividad bancaria con amortizaciones, se sitúa en el 47,9%, mejorando en 110 puntos básicos frente a la misma ratio de hace un año.

Datos del Balance

Por lo que se refiere al balance de Bankinter, los activos totales del Grupo alcanzan a 30 de junio 92.829 millones de euros, un 12,2% más que en el primer semestre de 2019.

El total de la inversión crediticia a clientes llega hasta los 63.613,2 millones de euros, un 7,4% más. Sin tener en cuenta la aportación de EVO Banco, el crecimiento de la cartera crediticia en España es del 6,9%, frente a un crecimiento del sector del 2,3% con datos a mayo del Banco de España.

Y en cuanto a los recursos minoristas de clientes alcanzan al semestre los 61.506 millones de euros, un 10% por encima de la misma cifra del año anterior. El crecimiento de esos recursos en España, sin EVO, es de un 11,5%, frente a un 8,5% de crecimiento del sector con datos a mayo.

Intensa actividad comercial con buenos resultados

Durante este semestre, Bankinter ha llevado a cabo una intensa actividad de gestión y atención a sus clientes, dando respuesta a sus necesidades financieras y sin descuidar la captación de potenciales. Todo ello ha sido posible gracias a la eficacia del CRM del banco y de las herramientas comerciales digitales y ha dado como resultado buenas cifras de negocio pese a la incertidumbre del periodo.

En lo que se refiere al negocio de Empresas, la cartera de inversión crediticia alcanzó los 28.300 millones de euros, un 18,4% más frente a la misma cifra de hace un año. De ese importe, 11.100 millones de euros corresponden a grandes empresas y 7.300 millones a empresas medianas.

Poniendo el foco en la cartera crediticia a empresas en España, el incremento frente al primer semestre de 2019 fue del 16,9%, cifra que duplica la media sectorial, que tuvo un crecimiento del 8% con datos a mayo del Banco de España.

Dentro del negocio de Empresas, destacan tres pilares de ingresos: Banca Internacional, con un margen bruto que se incrementa un 9% en el año; Banca de Inversión, que desde la marca de “Bankinter Investment” hace crecer su margen bruto un 11%; y el Negocio Transaccional, que incrementó sus ingresos por comisiones en un 3%.

El banco ha sido especialmente activo en la financiación a empresas, pymes y autónomos con préstamos avalados por el Instituto de Crédito Oficial (ICO), con 6.600 millones de euros en garantías asignadas, lo que supone una cuota de mercado del 5,9% en los primeros tramos y del 7,1% en el último tramo.

Por lo que se refiere al negocio de Banca Comercial, o de personas físicas, es reseñable el buen comportamiento en los segmentos de clientes de mayor patrimonio, Banca Privada y Banca Personal. En el primero de ellos, el patrimonio gestionado alcanza los 39.000 millones de euros, un 2% más que a 30 de junio de 2019, y ello pese al negativo efecto del mercado, que ha hecho decrecer el valor del patrimonio en 2.600 millones. El patrimonio nuevo captado en el primer semestre asciende a 1.000 millones de euros.

En Banca Personal, el patrimonio gestionado crece un 3% en ese mismo periodo, hasta los 23.700 millones de euros, y ello pese al efecto mercado, y con un patrimonio neto nuevo captado de 1.000 millones de euros.

Y en lo que se refiere a la cartera hipotecaria, alcanza los 27.000 millones de euros. Teniendo en cuenta solo España y excluyendo EVO Banco, el crecimiento de la cartera hipotecaria ha sido en este periodo del 3,2%, frente a un decrecimiento del sector con datos a mayo del Banco de España del 1,2%.

La nueva producción hipotecaria realizada durante este complicado semestre ha sido por valor de 1.234 millones de euros, un 13% inferior a la nueva producción del primer semestre de 2019, y supone una cuota en el mercado de nuevas operaciones del 6,2%. Un 55% de estas nuevas hipotecas se han realizado a tipo fijo, y con un “loan to value” para toda esta nueva producción del 60%.

Actividad en Portugal

Por lo que respecta a la actividad de Bankinter Portugal, ésta ha generado en el semestre un beneficio antes de impuestos de 17 millones de euros, un 50% inferior al del mismo periodo de 2019, debido tanto a las mayores provisiones realizadas este año para prevenir el escenario macroeconómico, como a la liberación de provisiones que se llevaron a cabo durante el ejercicio pasado y anteriores. No obstante, el negocio recurrente ha tenido un buen comportamiento, con todos los márgenes de la cuenta creciendo a buen ritmo: margen de intereses, un 12% más; margen bruto, un 11%; y un resultado antes de provisiones que llega a los 25 millones de euros y que supone un 60% más que en el mismo periodo de 2019. En cuanto al balance, cabe destacar el crecimiento de la inversión: un 10% más en los periodos comparados.

En una línea similar cabe encuadrar el comportamiento del negocio de Consumo, operado a través de Bankinter Consumer Finance, que opera en España Portugal e Irlanda. Esta línea de negocio alcanza los 2.800 millones de euros de inversión, un 8% más que en igual periodo de 2019, con una caída en la nueva producción del 16%. Con todos los márgenes en crecimiento, el resultado antes de provisiones de este negocio se incrementa un 19%. No obstante, la exigencia de mayores provisiones lleva a una caída de su beneficio antes de impuestos del 44% en comparación con el mismo periodo de 2019. Es también destacable la contención de la morosidad, con una ratio del 7,2%.

Uso de los sistemas tecnológicos

Toda esta buena evolución de las diferentes líneas de negocio no hubiera sido posible sin la fortaleza de unos sistemas tecnológicos que, desde siempre, han situado a Bankinter a la vanguardia del sector, los cuales han mostrado todo su valor durante el largo periodo de confinamiento, gestionando sin apenas incidencias un modelo híbrido de trabajo en remoto y presencial. De este modo, la práctica totalidad de la plantilla pudo hacer uso del teletrabajo con total normalidad.

Las capacidades digitales del banco, cuyo uso por parte de los clientes se ha visto potenciado por el entorno, se ha traducido en un crecimiento del 72% en la captación online de clientes desde el 13 de marzo, o en un 68% más de usuarios de la app del bróker online sobre los que había a finales de año, o en un crecimiento del 8% de las ventas digitales, que suponen ya un 39% sobre el total de ventas del banco.

Compartir
Etiquetas: 0000