2015 será el último año en el que el crecimiento del PIB mundial se sitúe por debajo del 3% - Moneda Única
Economía

2015 será el último año en el que el crecimiento del PIB mundial se sitúe por debajo del 3%

Solunion, la compañía experta en seguros de crédito, participó ayer en la jornada “Exportar como oportunidad para la economía valenciana”, enmarcada en Forinvest y moderada por Enrique Rueda, Director de Zona Levante de la compañía. En ella, Felipe Buhigas, Director Corporativo Comercial y de Marketing de Solunion, y Daniela Ordóñez, Economista a cargo de España, Portugal y América Latina en el Departamento de Investigación Económica de Euler Hermes, accionista de Solunion al 50% con MAPFRE, ofrecieron las principales claves para el éxito empresarial de las compañías exportadoras.

Buhigas explicó en su ponencia “Objetivo exportación: una estrategia para el crecimiento”, algunas de las particularidades de las exportaciones españolas, que en 2014 alcanzaron los 240.000 millones de euros. En relación al sector de actividad, comentó cómo más del 50% de esas exportaciones se concentran en tres sectores, entre los que destaca el de bienes de equipo, que supone un 20% de la exportación total, a pesar de haber decrecido un 0,5% en 2014. Asimismo, apuntó a los productos energéticos, manufacturas de consumo, automóvil, alimentación, bebidas y tabaco, y productos químicos, como los sectores con mayor crecimiento en 2014. Tras comentar la importancia de la gestión de los diferentes riesgos derivados de la actividad de las empresas, profundizó en la gestión del riesgo comercial y, especialmente en el seguro de crédito, como herramienta vital para evitar posibles imprevistos que pueden amenazar la subsistencia de las empresas. Buhigas indicó cómo “las empresas que cuentan con un seguro de crédito, exportan al doble de países que aquellas no cubiertas”; asimismo afirmó que “las empresas aseguradas son más innovadoras. El 64% de ellas lanzan nuevos productos, frente al 57% de las no aseguradas”.

Por su parte, Daniela Ordóñez realizó un repaso de la economía mundial, de la que dijo que 2015 será el último año en el que el crecimiento del PIB se sitúe por debajo del 3%. “Si 2014 fue un año decepcionante marcado por la deflación y con evoluciones económicas muy dispares en los diferentes países, 2015 dependerá de la evolución de demanda, de la liquidez y de las políticas monetarias”, comentó. Ordóñez catalogó, asimismo, a Rusia y Grecia como grandes desafíos para este año, y explicó que la volatilidad de las tasas de cambio y la falta de crecimiento nominal, supondrán grandes obstáculos para la economía mundial. En clave positiva mencionó los mercados de valores, que se beneficiarán del aumento de la liquidez; la bajada de los precios del petróleo, que supondrá un aumento moderado de los márgenes de las empresas europeas; y la Expansión Cuantitativa promovida por el Banco Central Europeo, que ha supuesto la caída del tipo de cambio euro-dólar (1,1€) y que tendrá un impacto progresivo en la competitividad de las exportaciones de los países de la zona euro. Respecto a España, Ordóñez explicó las principales claves que confirman la recuperación del país: condiciones de financiación menos restrictivas, y además más baratas; la recuperación de la demanda doméstica; y el sector exportador como motor de la recuperación, gracias a un aumento de la competitividad. Asimismo comentó los aspectos negativos que van a continuar pesando en la economía española: las presiones a la baja sobre los precios, que lastran los márgenes de las empresas; los inacabados ajustes en el sistema bancario y el sector de la construcción; y el comportamiento de pago de las compañías, que sigue estando afectado por la falta de crédito.

Compartir
Etiquetas: 000