Opinión

Las nuevas estrategias de la internacionalización empresarial

Balbino-Prieto-(Club-Exportadores)

Balbino Prieto
Presidente del Club de Exportadores e Inversores Españoles.


Nos encontramos en un momento en el que la sociedad vuelve su vista hacia los empresarios, hacia aquellos de nosotros con capacidad para asumir riesgos, para tomar decisiones y ejercer un liderazgo que nos ayude a salir de la crisis.

No parece previsible que la solución a nuestras dificultades provenga de fuera. Dependemos de nosotros mismos, de nuestra inteligencia, de nuestro trabajo, de nuestro esfuerzo y de nuestro empeño por dejar a nuestros hijos un país mejor al que, a su vez, heredamos de nuestros  padres.

Las empresas son un fiel reflejo de la sociedad en la que se ubican y, durante prácticamente una década, nuestras empresas también han vivido la euforia de una economía que, aparentemente, no tenía límites, en la que el mañana, por fuerza de la naturaleza y de una suerte de privilegio del destino, siempre era mejor que el ayer. Ahora nos toca vivir el lado amargo de la realidad y ello exige que las empresas y los empresarios nos miremos en el espejo y analicemos dónde nos hemos equivocado y qué nuevas estrategias debemos adoptar.

Para comenzar hemos de plantearnos, posiblemente por primera vez en la historia de nuestra política económica, que cualquier estrategia de internacionalización de la empresa española tenga un carácter estructural, con clara vocación de permanencia.

Por ello la política de internacionalización ha de perder la perspectiva de superación de la coyuntura y de apoyo a la operación comercial concreta, para centrarse en la empresa, en la solución de las condiciones que impiden que la actividad exterior sea una parte intrínseca e inseparable de su estrategia de supervivencia, primero, y de crecimiento, después.

Las empresas españolas reclaman un esfuerzo por parte de los poderes públicos en el desarrollo de esta estrategia conjunta. La maquinaria del Estado ha de reenfocar sus prioridades y comprender que la actividad exterior de las empresas ha de tener un protagonismo real en sus distintas políticas.  Así, la política de internacionalización ha de tener un protagonismo indudable en ámbitos tales como la política industrial, la política exterior y la política pública de financiación.

En el ámbito de la política industrial, los precios de los insumos básicos como la energía, el agua o las infraestructuras han de tener presente la situación de precios que estos insumos tienen en nuestros principales países competidores. De lo contrario, asistiremos a una segunda ola de destrucción de nuestra capacidad industrial y, en consecuencia, de nuestro potencial para competir.

La política de internacionalización ha de ser un componente básico de la política exterior y ello exige profundas reformas. A lo largo de los últimos años, nuestras organizaciones han venido exponiendo la opinión de las empresas españolas acerca de los atractivos y riesgos de invertir en determinados países de manera que, cuando dichos riesgos se han materializado, la capacidad de reacción real de nuestra diplomacia económica se ha hecho evidente. Creemos que ha llegado el momento que exige la modificación de estructuras de la Administración, del proceso de toma de decisiones, de selección y formación del personal, de los servicios de internacionalización prestados a las empresas y de la forma en que éstos son ofrecidos.

Determinados sucesos acaecidos en los últimos tiempos, como por ejemplo las revueltas en algunos países del Magreb islámico, que llegaron a precisar la evacuación de emergencia de expatriados españoles y la inseguridad jurídica que ha traído consigo la nacionalización de intereses españoles (Argentina y Bolivia), ponen de manifiesto la necesidad imperiosa de que las empresas, con la ayuda del Estado, puedan gestionar de manera inteligente y oportuna la información disponible para una acertada toma de decisiones. A la vista de los acontecimientos, consideramos que el Estado debe poner en marcha el denominado Sistema de Inteligencia Económica, aprobado por el anterior ejecutivo hace casi un año, lógicamente con las mejoras o modificaciones que el actual Ejecutivo quiera introducir.

Balbino Prieto
Presidente del Club de Exportadores e Inversores Españoles.

Compartir
Etiquetas: 00