Economía

Análisis de las líneas maestras de la revisión de la política comercial y de inversión de la UE

lineas-maestras-politica-comercial-ue

La secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez, y el director de Asuntos Multilaterales, Estrategia, Análisis y Evaluación de la Comisión Europea, Ignacio García Bercero, intervinieron en un encuentro virtual sobre la revisión de la política comercial y de inversión de la Unión Europea. La jornada fue inaugurada y moderada por el director general de Política Comercial, Juan Francisco Martínez, la presidenta de CEOE Internacional, Marta Blanco; la directora general de la Cámara de Comercio, Inmaculada Riera; y el jefe de la Representación de la Comisión Europea en España, Francisco Fonseca.

En el acto, organizado conjuntamente por la Secretaría de Estado de Comercio, a través de ICEX España Exportación e Inversiones, CEOE y la Cámara de Comercio de España, en colaboración con la Representación de la Comisión Europea en España, se dieron a conocer las líneas maestras de la Comisión Europea sobre la revisión de la política comercial y de inversión de la UE. Esta revisión, iniciada con un proceso de consulta abierto hasta el próximo 15 de septiembre, persigue, entre otros objetivos, analizar cómo puede contribuir la política comercial a la recuperación socioeconómica tras la crisis de la Covid-19, así como identificar de qué forma puede favorecer la construcción de una Unión más fuerte, basada en un modelo de “autonomía estratégica abierta”.

Inauguración

La presidenta de CEOE Internacional, Marta Blanco, destacó que el debate sobre la revisión de la política comercial y de inversión de la Unión Europea era muy necesario, y desde CEOE “participamos muy activamente a través de nuestra patronal europea BusinessEurope, pero también de forma directa a través de nuestra propia respuesta y de manera consensuada con las demás instituciones”. Esta consulta rigurosa, manifestó, anima a ejercitar el diálogo en el seno de las organizaciones y de las empresas. En este sentido, subrayó Blanco, se necesita una Unión Europea muy fuerte para dar respuesta a las necesidades de las empresas y se requiere una política comercial común que se base en la cooperación internacional, en alianzas estratégicas y que abra oportunidades en terceros mercados sin estar en desventaja competitiva. Para ello, aseguró, es importante defender un sistema multilateral sólido y con regalas claras, y contar con una política comercial que disponga de las herramientas necesarias para ser mejor entendida por la sociedad civil.

La directora general de la Cámara de España, Inmaculada Riera, se refirió al papel actual de la UE en un contexto de caída generalizada de la demanda de los mercados internacionales y de fuerte reducción de los flujos de inversión ante la incertidumbre de la crisis sanitaria del COVID-19. “La UE tiene un papel importante que jugar, no sólo en apoyo de nuestras empresas y del conjunto de la economía de los países que la integramos, sino también como referente mundial en la defensa de valores como la apertura comercial, el multilateralismo o la integración y la cooperación internacional, para hacer frente a la emergencia de bloques, al auge de proteccionismo y abordar la necesaria modernización de una OMC en crisis”, aseguró.

Francisco Fonseca Morillo, director de la Representación de la Comisión Europea en España, destacó las oportunidades que ofrecen los recientes acuerdos comerciales de la UE con terceros países para las empresas españolas, con Singapur (en vigor desde noviembre del 2019) y con Vietnam (en vigor desde agosto del 2020), así como de aquellos pendientes todavía de ratificación, como México y Mercosur. Resaltó también, que el comercio internacional está ampliamente respaldado por la sociedad española: en una encuesta reciente a nivel europeo, el 60% de los españoles confirmó que el comercio internacional le beneficia personalmente (porcentaje que sube al 78% entre los jóvenes de 15 a 39 años).

Autonomía estratégica abierta

La secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez, puso de relieve que la revisión de la política comercial de la UE pretende lograr un adecuado equilibrio entre una economía abierta y una protección a las empresas ante prácticas desleales o de falta de igualdad de condiciones. La nueva política comercial, añadió, deberá contribuir a la recuperación y a una mayor sostenibilidad. Ello se llevará a cabo a través de un modelo basado en el concepto de “Autonomía estratégica abierta”, informó.

En este sentido, subrayó que uno de los pilares de la nueva estrategia será mejorar la igualdad de condiciones y proteger a las empresas y los ciudadanos de la Unión Europea, de forma que la apertura de los mercados de la UE no se vea perjudicada por los comportamientos injustos o las prácticas comerciales anticompetitivas de terceros países.

Ignacio García Bercero, director de Asuntos Multilaterales, Estrategia, Análisis y Evaluación de la DG Comercio de la Comisión Europea, insistió en que el multilateralismo y las cadenas de valor globales son fundamentales para hacer frente a esta crisis económica derivada de la pandemia del COVID-19. De hecho, resaltó, ya se está viendo que las empresas con mayor internacionalización están recuperándose, en general, bastante más rápido.

Bajo un modelo de “autonomía estratégica abierta”, la Comisión consideró que la UE debe reforzar su capacidad para defender sus intereses de forma independiente y asertiva, pero jamás de manera aislada o proteccionista. Es decir, prosiguió, que debe colaborar con todos los socios a nivel mundial para encontrar soluciones globales y promover un comercio internacional sostenible y basado en el cumplimiento de reglas claras.

Compartir
Etiquetas: 000