Claves para internacionalizar una pyme - Moneda Única
EmpresasFinanzasLogística

Claves para internacionalizar una pyme

claves-para-internacionalizar-una-pyme

Muchas son las variables que operan en la internacionalización de las pequeñas y medianas empresas. Las claves para internacionalizar una pyme en lo relativo a los sectores legal, logística, fiscal y de seguro son repasadas en este artículo por expertos en cada materia.

Con el crecimiento exponencial que ha experimentado el comercio electrónico en los dos últimos años, el desarrollo de nuevas tecnologías y sistemas de procesos, la veloz implantación de las mismas, y la dotación a las pymes de ayudas procedentes de fondos europeos, cabe reconocer un nuevo estadio o fase en la historia de las empresas españolas en el extranjero.

Mientras que el negocio internacional supuso el salvavidas para muchas empresas durante la anterior crisis, en esta nueva era post pandémica ya se ha interiorizado que salir al extranjero va mucho más allá de la mera supervivencia.

Sin embargo, la salida al exterior sin el asesoramiento adecuado puede convertirse en un trayecto lleno de trampas que conviene evitar. Hoy por hoy, la profesionalización del sector hace más sencillo y seguro ese trayecto, y la alta especialización de los expertos proporciona una red bien tejida para que el salto al exterior devengue en una aventura positiva, de crecimiento y de expansión del negocio.

Cuatro de las áreas más importantes que hay que tener cubiertas en la salida al exterior implican aspectos como el derecho mercantil privado; la logística internacional; la fiscalidad de las empresas españolas en el exterior o el seguro de crédito.

Expertos en estos ámbitos ofrecen algunas claves para poner en marcha el proceso de salida al exterior.

Derecho Mercantil Privado

Analizado por Inmaculada Juárez, CEO y fundadora de Juárez & Asociados y de Becca Legal.

Inmaculada Juárez, CEO y fundadora de Juárez & Asociados y de Becca Legal.

Dificultades o retos

La dificultad no es tanta si se conocen las posibilidades que ofrece el Derecho Internacional privado y todos sus mecanismos de protección a las empresas. Actualmente, hay posibilidades jurídicas que nos permiten entrar en cualquier país del mundo conociendo la normativa que se nos va a aplicar y minimizando los riesgos.

Las formas jurídicas, salvo en la denominación, suelen ser bastante similares. Si bien hay que tener en cuenta que, al crear una empresa en el lugar de destino, derivamos todas las incidencias que surjan con nuestros socios o con la empresa en general a la legislación de ese país, que sí puede ser muy distinta a lo que estamos acostumbrados y nos puede llevar a errores.

Mi consejo es que la constitución de una sociedad en el extranjero es una cuestión que hay que analizar en cada caso concreto. De no ser necesaria, yo recomiendo siempre las ventajas de la contratación mercantil internacional.

Desde el comienzo

Evidentemente que para triunfar en el exterior se requiere de un buen asesoramiento. No se trata de tomar un modelo y adaptarlo en casa, sino de contar con un experto en Derecho internacional privado y explicarle no solo nuestro proyecto sino nuestras expectativas a medio y largo plazo, para que construya un modelo de negocio jurídicamente seguro y comercialmente viable.

Fiscalidad Internacional

Analizado por Arturo Jiménez, Gabinete de estudios AEDAF.

Arturo Jiménez, director del Gabinete de Estudios en AEDAF (Asociación Española de Asesores Fiscales)

Consideraciones fiscales iniciales

Con carácter general, los procesos de internalización de las empresas buscan ampliar tanto la cartera de clientes como el volumen del negocio y, por tanto, su facturación, a la vez que se diversifica el riesgo, se mejora la marca y se abre la puerta a nuevas oportunidades de negocio y accesos a nuevas tecnologías.

En este punto, son claves los niveles de seguridad jurídica y los tipos impositivos aplicables en los diferentes impuestos en las distintas fases productivas y de expansión de la empresa, en los países elegidos para ese desarrollo.

También es importante saber si los países donde se pretende la expansión del negocio apoyan con incentivos fiscales a las empresas que pretenden invertir en ellos.

En función de lo anterior, la primera decisión será elegir la figura mercantil con la que desarrollar la actividad (oficina de representación, sucursal, filial), para así optimizar su fiscalidad, organización administrativa que se pretenda tener y el régimen de responsabilidad en general frente a los clientes, los proveedores, etc.

En este punto, de hacer una prospección en los países, es importante el denominado índice de competitividad fiscal que permite comparar el diseño de las normas tributarias de las economías desarrolladas, desvelando qué países presentan un sistema más razonable y favorecedor del crecimiento y evidenciando qué demarcaciones sufren un modelo más obstruccionista y entorpecedor del desarrollo y del progreso socioeconómico. Según estudio de competitividad fiscal 2021 del Instituto de Estudios Económicos, España ocupa el puesto 30 de este índice. Países Bajos el 12, Alemania el 16, Reino Unido el 22, Francia el 35. El primer puesto es para Estonia.

Complejidad fiscal

Es importante conocer la fiscalidad del IVA, y el ámbito del Impuesto sobre Sociedades si se opta por crear una sucursal o una filial, la existencia o no de establecimiento permanente y qué impacto tiene en ese impuesto y la posible tributación de los beneficios y de los dividendos que se puedan retornar de España y, todo ello, en el marco del Convenio de Doble imposición aplicable.

En relación con el Reino Unido, al ya no formar parte de la Unión Europea, su estatus en el ámbito, por ejemplo, del IVA ha variado, cambiando la tributación de las operaciones, aunque sí existe un acuerdo de reciprocidad con el Reino de España.

En el caso de las filiales, tienen una personalidad jurídica propia distinta de su matriz y se constituyen según las leyes de los estados dónde se crean. Deben tributar en los estados de constitución. Y en el caso de los dividendos retornados a España, se deberán integrar en la matriz, aplicando en su caso, según los convenios de doble imposición y las normativas internas sobre deducciones para evitar la doble imposición.

En el caso de las sucursales, al no tener personalidad jurídica propia y tratarse de una especie de delegación de la empresa, la matriz mantiene la responsabilidad frente a terceros, aunque deberá presentar los impuestos pertinentes tanto en el país donde se haya constituido la sucursal, así como deberá llevar una contabilidad independiente que habrá de integrarse en la contabilidad de la sociedad matriz.

Para analizar su tributación se deben aplicar los convenios de doble imposición y la normativa interna. Generalmente se deberá tributar en los países donde está ubicado esa sucursal por las rentas imputadas a la misma.

La matriz puede deducir las pérdidas de esta y deberá también incluir sus beneficios, aplicando una serie de reglas específicas, como que las operaciones entre ellas deben ser valoradas a valor de mercado, no se pueden deducir los pagos que realice al sucursal como cánones, intereses por el uso o asistencia de servicios de la matriz.

En estos casos, generalmente las normativas fiscales permiten, a la hora de la matriz imputarse los ingresos de la sucursal, aplicarse deducciones para evitar la doble imposición.

En ocasiones, también las actividades en el exterior se desarrollan a través de los denominados establecimientos permanentes, concepto fiscal que en ocasiones es complejo de determinar y con un tratamiento tributario similar al de las sucursales.

Logística Internacional

Analizado por Nicolás Mouze, Director de marketing y ventas, DHL Express.

Nicolás Mouze, director de marketing y ventas, DHL Express

Estrategia logística

El salto al exterior es un paso lógico que permite a las empresas seguir creciendo a través del desarrollo de nuevos mercados internacionales. El negocio internacional brinda grandes oportunidades y cada vez son más las empresas que deciden traspasar fronteras, aunque también traiga consigo retos y dificultades.

En primer lugar, los clientes son distintos. También hay que tratar con distintas instituciones y autoridades gubernamentales y tener en cuenta que las regulaciones aduaneras varían de un país a otro.

También es necesario que las empresas estén familiarizadas con las prácticas de negocio de otros países, diferentes culturas y monedas.

El éxito o no de la internacionalización dependerá en gran medida de que la estrategia que se implemente sea la adecuada y, para ello, hay que empezar con un correcto análisis de mercado, incluyendo las cuestiones aduaneras, tanto a nivel de costes como de posibles restricciones que existan para un determinado producto en el país de destino.

Un partner logístico como DHL Express puede ayudar a los exportadores, a través de sus especialistas, a prepararse adecuadamente para ello.

Necesidades logísticas

Hay que tener en cuenta que embarcarse en el comercio internacional es un proceso a largo plazo, pues no hay que olvidar que en otros países los negocios pueden hacerse de forma diferente.

Las necesidades logísticas dependen de varios aspectos como son: el país al cual se quiere exportar y los medios de transporte disponibles para llegar a ese país, por ejemplo, si es Europa puede ser aéreo o terrestre, si es fuera de Europa sería marítimo o aéreo.

También hay que entender las necesidades de urgencia de entrega, el tipo de producto y las cantidades.

En DHL Express llevamos muchos años construyendo y perfeccionando nuestra red y nuestro servicio. Las empresas que cuenten con los servicios de DHL Express se beneficiarán de horas de recogida adaptadas a sus necesidades, un gran conocimiento y experiencia en aduanas, y entregas rápidas y fiables en más de 220 países y territorios al contar con una red internacional propia, y más de 380.000 empleados en todo el mundo que aporta a los clientes un servicio de calidad y los conocimientos locales para satisfacer las necesidades logísticas. Además, el servicio de seguimiento en tiempo real permite saber a las empresas dónde están sus envíos en cualquier momento del transporte. Asimismo, para cualquier mercancía que quiera transportar, ayudamos a cualquier negocio proporcionándole una solución a la medida de sus necesidades concretas.

Consejos generales y logísticos

En primer lugar, es necesario realizar una investigación de mercado para conocer si los productos que se quieren exportar tienen cabida en ese nuevo territorio y que el precio de venta va a producir un margen de beneficio razonable. También, dentro de esta investigación, es prioritario realizar un análisis de la competencia, asegurándose de que hay suficiente espacio para operar con éxito.

Una clave que hay que tener en cuenta para entrar en un nuevo mercado es la diferenciación. Existen varios factores que te diferencian del resto: el producto, los costes y la fiabilidad. Las empresas que quieran exportar fuera de nuestras fronteras tienen que transmitir seguridad a la hora de cumplir los plazos de entrega.

Una correcta gestión de la logística permitirá diferenciar una empresa del resto, mientras se asegura de aportar esa fiabilidad y garantías que son cada vez más demandadas. Es fundamental elegir un proveedor de transporte fiable, porque en caso de ofrecer un servicio de entrega sin calidad, se puede crear una mala imagen de la empresa en el exterior.

Una vez analizado el mercado, es preciso pensar en la estrategia de entrada a ese mercado, teniendo en cuenta que lleva tiempo conocer ese nuevo mercado internacional, su cultura y normativas aduaneras. Adquirir los conocimientos sobre gestiones de aduanas, mercancías sujetas a restricciones o condiciones especiales, puede suponer un obstáculo al inicio de la planificación de la estrategia de internacionalización.

En DHL Express nuestro rol consiste en acompañar a las empresas y explicarles cómo tienen que gestionar el despacho de aduanas. Con nuestros expertos internacionales en exportación y aduanas, los acuerdos de comercio, las declaraciones de envío y las clasificaciones arancelarias, así como el cálculo de aranceles e impuestos, son gestionados antes de que tus mercancías crucen la frontera.

El consumidor, sea final o se trate de otra empresa, con independencia de su tamaño, ha cambiado. El factor medioambiental pesa cada vez más en las decisiones de compra, ya sea en retail o B2B. Y para que un negocio pueda garantizar su preocupación por el medio ambiente, también en la parte que toca al transporte, debe escoger proveedores logísticos comprometidos.

Aseguramiento Internacional

Analizado por José Luis Gómez Gómez, director Comercial y de Marketing de Solunion España.

José Luis Gómez Gómez, director Comercial y de Marketing de Solunion España.

Garantía de cobro

La situación actual de incertidumbre económica, con un contexto tan volátil y de cambio permanente tanto en el ámbito nacional como en el internacional, hace cada vez más necesario que las empresas se protejan frente a las posibles contingencias que puedan afectar a su actividad. De todas ellas, en particular, las cuentas por cobrar, en las operaciones comerciales a crédito, adquieren especial relevancia en estos momentos en los que las compañías tienen que asumir riesgos cada vez mayores frente a la posibilidad de impago de alguno de sus clientes, y especialmente cuando estos están en el exterior, donde por diversas causas, entre ellas el desconocimiento de la legislación y los usos locales, se hace aún más difícil la gestión de recobro.

En ese momento, contar con una cobertura de riesgos integral como la que ofrecen los seguros de crédito, que acompañe a la empresa durante todo su ciclo de ventas, desde la selección de los clientes y proveedores más fiables hasta la indemnización en caso de impago, es esencial para garantizar su flujo de caja y ya no solo potenciar su crecimiento, sino la propia continuidad de su negocio.

Recomendaciones

Desde nuestro punto de vista como aseguradora de crédito, de caución y de servicios asociados a la gestión del riesgo comercial, algunas recomendaciones importantes serían las siguientes: conocer el entorno y la situación económica de los países a los que se quiere exportar; identificar adecuadamente a la empresa a la que van a vender; disponer de información de los clientes a los que se desea vender (referencias comerciales, situación económica, etc.) y proteger adecuadamente sus ventas (con seguros de mercancías, seguros de crédito, etc.).

Evolución, calidad y agilidad

Los seguros siempre han acompañado a las empresas en su expansión internacional, dotándolas de las herramientas y servicios necesarios para asegurar su crecimiento y evitar sobresaltos, pero, sobre todo, adaptándose a las necesidades que en cada momento o ciclo van surgiendo. En este sentido, me atrevo a decir que el sector del seguro es uno de los que han mostrado una mayor capacidad de adaptación a los cambios de situación económica y de orden mundial, y seguirá haciéndolo desarrollando nuevos productos, servicios y herramientas cada vez más flexibles e innovadores, que aseguren la protección de las empresas, que respondan a sus requerimientos concretos de forma cercana y personalizada.

En este sentido, para Solunion, la calidad de servicio, fundamentada en una capacidad de escucha y de comunicación permanentes, y la agilidad de toma de decisiones y de respuesta, son claves a la hora de seguir acompañándolas.

Compartir
Etiquetas: 00000